La Elongación en Yoga. Tadasana

Publicado por:

Es muy común en la práctica de yoga confundir los términos estirar y elongar, intentaré aclararlo 🙂

Lo primero de todo, en yoga No estiramos, sino que elongamos y sobre todo se trabaja la elongación axial, para ello os muestro la postura base del yoga y una de las más importantes “Tadasana”,  postura de la Montaña o Palmera (dependiendo de la escuela), de ella nacen y se construyen las demás asanas o posturas. Figura A): Aparentemente y sobre todo visualmente puede resultar muy fácil pero para nada es fácil, sino todo lo contrario, hay un gran trabajo de consciencia corporal y alineación desde la base de los pies hasta la coronilla, pelvis, caja torácica y cintura escapular.  Figura A: alineación correcta.

 

En la postura Tadasana, se trabaja la Elongación Axial. esto quiere decir, alargamos nuestra columna vertebral a lo largo de su eje vertical respetando las curvaturas de la misma, queda en una posición neutra. Posición óptima para realizar todo tipo de movimiento con nuestra columna sin someterla a riesgo. Liberamos la tensión intervertebral, es decir, creamos espacio entre las vértebras de nuestra columna facilitando los movimientos de flexión, extensión y rotación/torsión, pero al mismo tiempo se activan todos los músculos del Core, o lo que en yoga se conoce como Uddiyana Bandha,  incluyendo Mula Bandha (musculatura del suelo pélvico).

La elongación axial aporta estabilidad a la pelvis, nos coloca en una postura correcta para realizar todas las asanas o posturas y nos ayuda muchísimo a la hora de realizar posturas de equilibrio

Cuando elongamos, el esfuerzo es la mitad, esto es debido a que alargamos los músculos de manera suave y sostenida para que cuando éstos sean sometidos a un esfuerzo mayor ya estén preparados y no se produzcan lesiones. Para elongar un músculo, hay que incrementar la longitud que tiene al momento de estar en reposo. Debe hacerse con cuidado para no dañarlo, si la elongación se lleva de manera correcta, los músculos ganan Flexibilidad y se minimiza la tensión. En cambio, un estiramiento, sientes el trabajo del músculo pero con un esfuerzo superior y en tensión.

Aquí os muestro un vídeo donde estoy elongando el brazo con el maestro Sebastián Arbondo, un taller maravilloso sobre los principios del Hatha – Vinyasa Yoga, tuve la gran suerte de participar para seguir mi aprendizaje y evolución de forma saludable en yoga, respetando mi cuerpo y sobre todo mi columna vertebral. Fue asombroso sentir el trabajo realizado y la fuerza que tenía sin esfuerzo alguno:

Hasta aquí mi aportación al respecto y espero que os haya aclarado un poco por qué en yoga Elongamos y No estiramos.

El yoga es maravilloso siempre y cuando lo practiques de forma consciente, respetando tu cuerpo y sobre todo la columna vertebral, de ella mantendrás una calidad de vida saludable por muchos años, hasta la vejez 🙂

Cualquier duda que tengan, estaré encantada en responder, igualmente os invito a participar a mis Retiros de yoga y surf que organizo a lo largo de todo el año en la playa de La Barrosa, juntos creando consciencia y bienestar infinita! 🙂 Be Surya, Vive La Experiencia Surya!

Un abrazo!

Gracias! Namaste!

Carolina Escobar

 

0

Añadir un comentario